Crisis versus oportunidad: los bancos entre la amenaza y la adopción blockchain

La banca data de la época mesopotámica, y su evolución está marcada desde la Italia de los Medici, hasta convertirse en el sistema que tenemos hoy en día. Los bancos son entidades que se encargan de suministrar servicios financieros, captar recursos de usuarios e inversionistas y prestar dinero. Los usuarios guardan en los bancos el dinero que se utiliza para hacer compras, ventas y transacciones, y como un recurso para acumular valor, es decir, ahorrar.

La Tecnología de Contabilidad Distribuida (DLT) se perfila como una alternativa que podría transformar de una forma radical el sistema bancario tradicional, convirtiéndose en una oportunidad si los bancos implementan esta tecnología en beneficio de los usuarios; o llegando incluso a reemplazarlos, puesto que los bancos sólo son intermediarios en los procesos, y la blockchain plantea una total eliminación de los terceros que respalden la autenticidad de las transacciones.

La problemática actual  

El sistema bancario es completamente centralizado: además de los bancos privados, existen las entidades financieras centrales o bancos centrales, que son quienes intentan supervisar y direccionar las finanzas de un país, y son los que emiten los billetes y monedas que serán puestos en circulación, pretendiendo controlar los niveles de inflación y deflación. Sin embargo, en muchos casos, esta supervisión trae más problemas que soluciones, veamos algunos ejemplos de ello.

Hay registros de préstamos entre los sacerdotes babilónicos y los comerciantes desde el s. XVIII A.C. El cambista y su mujer, Quentin Massys.

Los bancos se construyen de forma vertical, como una pirámide, y en la punta se encuentra su presidente, dueño o director. Y, aunque la aparición del internet permitió que los bancos diversificaran sus transacciones y se ampliaran, distribuyéndose a lo largo del mundo, lamentablemente, esta diversificación no hizo posible que las operaciones fueran instantáneas y totalmente seguras, puesto que todavía hay que suministrar una gran cantidad de papeles y cumplir con ciertos requisitos que las retrasa.

Si un cheque con una suma importante es depositado de un banco a otro, debe pasar al menos un día para que se realice una confirmación no automatizada, en la que los encargados del banco contactan al emisor del cheque para comprobar su autenticidad. Con la implementación de la tecnología de contabilidad distribuida, los usuarios no necesitarían de un tercero que apruebe o supervise las transacciones, y las grandes pilas de papeles podrían ser eliminadas al migrar toda la base de datos bancaria a la cadena de bloques.

De la misma manera, se puede reducir el alto costo que tienen las operaciones bancarias, tanto para abrir una cuenta en un determinado banco, mantener en funcionamiento esta cuenta y para realizar operaciones interbancarias, puesto que se aplicarían tarifas sólo en la medida en que se utilicen casas de cambio.

La seguridad de los fondos no se encuentra totalmente asegurada en el sistema bancario actual, puesto que un banco puede declararse en banca rota y dejar a los usuarios sin sus fondos; además, el sistema actual de identificación tiene una gran vulnerabilidad, con la que la información y los datos de los usuarios pueden ser robados fácilmente. Esto también podría evitarse con la blockchain, ya que los fondos estarían almacenados en una plataforma escrita por criptografía y no controlada por ningún ente. Igualmente, con una base de datos escrita en la cadena de bloques, los bancos pueden validar las identidades de los usuarios de forma automática y sin errores.

Así funciona un contrato inteligente. Fuente: Criptonoticias

Con la blockchain también se pueden prevenir las estafas convencionales, ya que los usuarios cuentan con los contratos inteligentes, los cuales eliminan la necesidad de confianza entre las partes, quienes no tienen forma de realizar doble gasto, puesto que los fondos se encuentran registrados en el libro público de una manera inalterable.

Macarena Peña, responsable de Negocio de BBVA, dijo en una entrevista en el 2016 que:

Esta tecnología permite eliminar la necesidad de confianza entre las partes y su control sobre el doble gasto. Esto supone que parte de cadena de valor de muchos de los procesos y servicios bancarios actuales, donde somos meros intermediarios, sería susceptible de desaparecer. Pero a la vez, surgirían otros nuevos productos y aplicaciones que tendríamos que atender para servir a nuestros clientes.

Macarena Peña

Directora de Desarrollo de Negocio, BBVA

Esta necesidad de confianza referida por Peña no hace alusión sólo a los usuarios individuales, ya que los bancos realizan unos procesos de liquidación y compensación, con los cuales se ponen al día con los fondos que son movidos de un banco a otro por parte de los usuarios, y muchas veces estos procesos lanzan errores que redundan en la pérdida de dinero y en el retraso de las operaciones.

Con el uso de la tecnología blockchain y los contratos inteligentes, la liquidación y compensación puede hacerse de forma completamente transparente, ya que la información no sería corroborada con servicios de mensajería, sino que se almacenaría toda en un mismo lugar y las partes contarían con un sistema seguro que devolvería a los usuarios sus fondos si alguna de las partes no cumple con su parte del contrato.

Blockchain contra la crisis bancaria

Desde hace casi una década el mundo sufre una recesión importante, originada en el país que casi controla por completo la economía mundial, Estados Unidos; debido a una mala política regulatoria por parte de los bancos centrales y los gobiernos del mundo, el alto costo que fueron adquiriendo algunas materias primas, una crisis energética y de alimentos generalizada, así como una pérdida de confianza entre los bancos que generó una crisis crediticia importante. Y en algunos países europeos, las medidas de austeridad continúan siendo implementadas.

Como podemos observar, la mayor parte de estas causas se deben al modelo centralizado de finanzas que opera en el mundo, por lo que la blockchain se erige como una alternativa cada vez más factible para los países que enfrentan o enfrentarán a futuro una crisis importante en su economía, porque sus bancos centrales podrían operar de una forma autónoma, pero a la vez mejor integrada con el resto de los países, sin depender de una potencia económica que determine el devenir de la economía mundial.

Tenemos, por ejemplo, el caso de Escocia, un miembro del Reino Unido que, como sugieren los expertos de la escuela Strathclyd, podría enfrentar una crisis económica a futuro si no adopta la tecnología a tiempo. En este lugar, la blockchain podría generar una suma significativa de empleos y también ayudar a que su economía aflore de una manera considerable.

Fuente: Wikipedia

India es uno de los mayores exportadores de oro, y “El templo Dorado” en Amritsar es uno de los más visitados por su cúpula e interior revestidos de oro.

La India es otro país que enfrenta un desajuste importante en su economía y se ha propuesto la tarea de contemplar la implementación de la Tecnología de Contabilidad Distribuida a nivel nacional como una solución a la crisis. Esta ha venido siendo generada por los grandes costos que los comerciantes han puesto para el oro ante una posible prohibición de las importaciones, así como los billetes de alta denominación que han sido sacados del mercado por parte del gobierno, ante las alarmantes cifras de lavado de dinero que se han generado.

En este sentido, el banco central de India propuso, mediante la publicación de un libro blanco, varias etapas para la adopción, yendo desde la optimización de los procesos internos de la banca, a las operaciones interbancarias más seguras y efectivas, hasta llegar a una sociedad libre de efectivo.

En materia de alianzas internacionales, podemos observar cómo Japón y los bancos centrales de Europa se encuentran actualmente estudiando la implementación de una blockchain que reestructure de manera dramática el mercado entre la eurozona y Japón. Puesto que, a su juicio, el impacto de esta tecnología puede ser subestimado a largo plazo.

La adopción de la blockchain

Pese a que algunos voceros de entidades financieras han apuntado a que una adopción masiva de la tecnología es casi imposible, vemos cómo algunas entidades financieras de mucha importancia en la economía mundial ya han comenzado a implementar la blockchain para solucionar problemas específicos.

La entidad financiera española BBVA es una de los principales representantes de la adopción de la tecnología de contabilidad distribuida en materia bancaria. Ha movido fondos internacionalmente utilizando la tecnología de Ripple, se unió al proyecto Hyperledger de Linux y además, ha desarrollado pruebas en Corda, una aplicación desarrollada en la blockchain de R3CEV. En esta plataforma, también ha probado el intercambio de divisas con Bancomer.

R3CEV es un consorcio que reúne a 70 de las entidades financieras más importantes que realizan estudios sobre el desarrollo blockchain para el sistema financiero. Sus miembros han probado el sistema de pagos XRP de Ripple, el prototipo blockchain de Intel, y además, algunos bancos japoneses han probado firmar acuerdos en la plataforma Corda. R3CV ha desarrollado iniciativas importantes en Europa y Asia, así como en países de Latinoamérica.

Ripple es una compañía que ofrece soluciones para pagos transfronterizos y ha desarrollado el Interledger Protocol, que ofrece una alternativa rápida y segura para la interoperabilidad de las redes de pago, entre las que destacan los bancos. La plataforma de Ripple es utilizada por una gran cantidad de bancos muy importantes a escala mundial (aunque no todos ellos utilicen el protocolo interledger), entre los que podemos mencionar el Banco de Tokio-Mitsubishi UFJ (uno de los más significativos de Japón), el Banco Central de Inglaterra, el Banco Central de Abu Dhabi y el Banco Real de Canadá.

Ripple también trabaja de la mano con la fundación Gates para llevar servicios financieros a lugares de bajos recursos, donde los habitantes no tienen la posibilidad de acceder a cuentas bancarias (y por ende no pueden salir de la pobreza) evaluando la creación de un monedero digital integrado a los celulares que posibilite la transferencia y el almacenamiento de dinero.

Santander.Banco.Santander.jpg

Primera sede del grupo Santander, en España, en la localidad que le dio nombre a la entidad financiera.

Otro de los grupos financieros que implementan activamente esta tecnología es Santander, quien se posicionó como el primero en España por su volumen de activos para el 2016. Santander se separó del consorcio R3 ese mismo año, luego de realizar una alianza con Ethereum para crear tokens que representan el dinero fiduciario que poseen sus clientes y vincular las cuentas de sus usuarios con la blockchain de esta plataforma.

Cabe destacar que Santander sólo hace uso de la plataforma y no de la criptomoneda Ether; por ello, con el uso de la blockchain de Ethereum de forma centralizada, Santander logró hacer un guiño a los usuarios más conservadores. Además, Santander ha probado las transferencias internacionales de fondos con la tecnología de la norteamericana Ripple.

En Japón, la empresa de tecnologías de la información Fujitsu ha venido realizando grandes avances en materia de desarrollo blockchain para servicios financieros. En el mes de mayo aproximadamente 56 bancos comezaron a explorar la tecnología y realizaron pruebas con la blockchain para reducir los costos por transacción y evaluaron la conveniencia de las criptomonedas en la economía del país. Para el mes de septiembre, algunos bancos privados reconocieron la importancia de esta tecnología y se aliaron con Fujitsu. Así, un conglomerado que reúne varios entes financieros importantes de la nación, como el Mizuho Financial Group y el Japan Post Bank se propusieron la creación de una moneda digital que esté tasada al mismo precio que el yen y que podría llevar el nombre de J Coin, para optimizar los servicios de pago electrónicos haciendo uso de la blockchain de Hyperledger desarrollada por Linux y de la que Fujitsu forma parte.

Presencia de Fujitsu en el mundo. Fuente: Fujitsu.com

Pero Fujitsu no opera solo en Japón. En el mes de febrero de este año, por ejemplo, Alemania presentó ante los países más industrializados del mundo, los miembros del G-20, sus conclusiones respecto a cómo la blockchain puede satisfacer las “necesidades básicas del sector financiero”, gracias una iniciativa que se viene desarrollando entre el Banco Federal de Alemania y la principal casa de bolsa del país que permitirá, mediante el uso de hyperledger la liquidación de pagos, transferencia de valores y el reembolso de títulos vencidos.

De esta manera podríamos seguir enumerando varias entidades financieras de gran importancia que han adoptado la blockchain o que tienen una opinión favorable acerca de esta tecnología, como el presidente del Banco Mundial, quien reconoce sus potencialidades.

También debemos señalar que, si bien alrededor del mundo los bancos han comenzado a utilizar la DLT en beneficio propio, la campaña contra el uso de las criptomonedas sigue vigente, puesto que reconocen las oportunidades que puede traer consigo el uso de la blockchain, pero continúan sintiéndose amenazados por las criptomonedas que no son “de curso legal” y que pueden resultar burbujas financieras.

¿Qué sucederá a futuro?

Bajo el panorama actual y el crecimiento de las grandes iniciativas financieras en la blockchain a lo largo del mundo, es posible que los bancos adopten de una manera simbiótica esta tecnología y migren sus bases de datos y sus operaciones por completo.

Sin embargo, esta adopción estaría determinada tanto por las regulaciones internacionales y por los intereses personales de las entidades bancarias: “¿de qué manera me puedo hacer rico utilizando la blockchain?” es sin duda una de las preguntas que actualmente ronda en las cabezas de los directores de los bancos.

Y es que la centralización por parte de los bancos rompería por completo uno de los principios fundamentales de la tecnología blockchain, además de que las entidades financieras pretenden dejar de lado por completo a las criptomonedas, como dijimos anteriormente, argumentando que estas no tienen ningún respaldo económico, cuando en realidad, ponen en peligro la integridad de los bancos, haciendo a los usuarios completamente independientes de ellos.

Solo la evolución de las aplicaciones blockchain en materia financiera determinarán el devenir futuro de los bancos y la manera como estos evolucionarán para adaptarse al mercado emergente o no.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Powered by WPeMatico

AdSense